domingo, 23 de febrero de 2014

Gatos en Adopción. Badajoz 2014

La entrada más bien debería llamarse In-adopción, porque los protagonistas no son grandes candidatos para acabar viviendo felizmente en un hogar, pero como de ilusión también se vive, no dejemos de intentarlo...

Dama 



A Dama la conozco desde que vine a vivir aquí, hace unos seis años, siempre estaba por la calle, siempre preñada... Pero nunca se dejaba tocar aunque me maullaba. Estas Navidades la ví en mi terraza una noche, le acerqué una lata de comida y sorpresa¡¡ se dejó coger, así que la metí en un transportín y al día siguiente estaba en la clínica esterilizándose.

Sería lógico pensar que cuando un humano te secuestra de tu mundo conocido, te lleva a un sitio donde te operan y luego te tiene en una jaula una semana, lo mejor es huir lo más lejos posible en cuanto haya ocasión... pues no, a Dama las leyes de la lógica le dan lo mismo. Aunque la solté en el barrio, pero lejos de casa, a las pocas horas estaba en mi azotea maullando detrás de la puerta.


Se ha apoderado de la caseta de mis gatos y ha transformado la terraza en su nuevo hogar. Es una gatita ya mayor, debe tener unos diez años (o más) le faltan algunos dientes, pero está muy sana y en forma. Hace vida de gato mayor, duerme casi todo el tiempo, si acaso se da un paseo por la noche. Es muy tranquila y cariñosa, se abraza al cuello como si fuera un koala. La gatilla es un amor y no da guerra ninguna, estaría bien que pudiera pasar los años que le queden tranquila en una casa (yo ya tengo demasiados animales y no puedo quedarme con más), además no me gusta mucho que esté tan cerca de mis vecinos los matagatos, no sea que la descubran y acabe mal...

Si alguien puede adoptarla que contacte en k.amala@hotmail.com

Simón (de mal en peor)

El doce de febrero por la noche me llamó una amiga porque un gato del barrio que lleva dos años abandonado estaba "pachucho", resfriado y la otra noche le habían pegado dos perros, por si lo podía tener un par de días en algún sitio para que descansara. Cuando lo cogimos vimos que le colgaba una pata, se ve que durante el ataque los perros se la rompieron.

Simón hace dos años, cuando estaba bien

Al día siguiente en el veterinario (aún con la débil esperanza de que fuera "cosa de poco") le hicieron una radiografía y de poco, nada. La fractura parecía un puzzle, era muy complicada y dolorosa y necesitaba operación. Para acabarlo de arreglar se me ocurrió hacerle la prueba de la leucemia y dió positivo :(

Pata rota

Después de todo este rosario de desgracias lo único bueno es que gracias a la generosidad de sus madrinas y padrino, Cristina, Raquel y Carlos, se le ha podido dar ayuda veterinaria y operarlo para intentar que recupere su pata.

Pata operada, con dos clavos
Simón está cada día mejor y muy contento, corre estupendamente con tres patas (ojalá pronto sea con las cuatro), pero lo tiene complicado para encontrar un sitio donde poder vivir, son muchas desgracias juntas en un solo gatito. Necesita mucha difusión para poder encontrar un sitio donde pueda estar él solo o con gatitos con su misma enfermedad. Si alguien puede colaborar difundiendo su historia, este es su album:  Gato Simón


Actualización 1 de abril, puede andar, aunque como era de esperar nadie se ha interesado en adoptarlo.




domingo, 16 de febrero de 2014

Books Buddies

Books Buddies es un proyecto en el que niños de diversas edades se ofrecen como voluntarios para leer libros a gatos de refugio. 

Con este programa los niños mejoran su capacidad lectora mientras que empatizan con los gatos, y los felinos, todos ellos candidatos a ser adoptados, se socializan y relajan con el sonido y la cadencia acompasada de la lectura por parte de los niños.

El inspirador del programa fué un niño de 5º grado, Sean, que tuvo algunos problemas con la lectura en la escuela, un día su madre lo llevó al refugio a leer a los gatos que vivían allí, a Sean le encantó la experiencia y pidió volver. Kristi pensó que si a su hijo le gustaba leer a los gatos, seguramente, con otros niños pasaría igual, y en 2013 se puso en marcha el proyecto. Desde entonces Sean ha mejorado con la lectura y ahora a menudo lee a sus perros en casa. 

 Actualmente muchos niños participan en el proyecto. Estudios realizados demuestran que la interacción humano - animal puede hacer que el proceso de aprendizaje sea más cómodo y agradable para los niños.



 Más información sobre este proyecto y un montón de fotos entrañables aquí.




jueves, 9 de enero de 2014

Copito (antes "gato vecino")

Este es mi antiguo "vecino".


 Uno de tantos gatos abandonados por mi barrio, que solía venir todos los días a saludar.

El vecino se pasaba la vida peleando con otros gatos del barrio, y en esas peleas solía salir muy mal parado, además corría riesgo de ser envenenado por unos vecinos bastante hijos de "fruta" que tenemos, así que fué acogido en Madrid y adoptado.

Estas son sus fotos en su nuevo hogar, donde se ha adaptado estupendamente a pesar del tiempo que llevaba como callejero y donde es muy querido.





Tigre y Bombón

Qué bien sienta empezar el año con regalos como este:


Son Tigre y Bombón, adoptados en Madrid por Rosa, lectora de Soy un Gato. Siguen siendo inseparables.


  © Blogger template 'Solitude' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP